¿Cómo puedo mejorar mi negocio?

Mentalidad abierta y flexible del gestor, imprescindible para el éxito


¿Cómo puedo mejorar mi negocio?

Actitud positiva, mentalidad abierta y flexible, elementos imprescindibles en un negocio de éxito en hostelería

 

¿Cómo puedo mejorar mi negocio?

¿Cómo puedo recuperar de nuevo los resultados que he tenido en el pasado?

Estas y otras muchas preguntas similares son las que por lo general me hacen muchos de mis clientes.

Son empresarios que llevan años con su negocio, que han tenido un funcionamiento más que correcto y sin embargo, ahora ven como las cifras decaen poco a poco y los resultados ya no son los mismos.

Y lo peor es que no saben cuál es la razón de por qué esto ocurre cuando siguen haciendo lo mismo de siempre, lo que ha funcionado bien hasta ahora.

¿Qué es lo que está ocurriendo?

Muchos achacan la falta de resultados o la bajada de ingresos a la situación actual.

Una especie de crisis económica que no se acaba de resolver.

Que se alarga eternamente en el tiempo  y que aparentemente, tiene a todo el mundo con consumos bajo mínimos, mirando con detenimiento en qué se gastan su dinero.

También está la inseguridad en los trabajos que ahora es mayor que nunca, lo que contribuye a frenar el consumo.

La situación política y sus diferentes acciones parece que tampoco contribuye a conseguir cierta estabilidad.

El resultado es que todas estas circunstancias ajenas a nosotros, parecen estar afectando considerablemente a muchos negocios de hostelería.

Y ante esta situación, muchos empresarios optan por tomar la postura de resistir como se pueda y esperar a que vengan tiempos mejores.

¿Por qué algunos negocios, en cambio, sí parecen funcionar?

Otros en cambio, optan por pasar a la acción y empezar a realizar modificaciones en sus negocios.

En mi opinión, no creo en una crisis que se alarga en el tiempo.

Creo que estas son las nuevas circunstancias.

Ahora nos toca vivir muchos cambios.

Los trabajos no son los mismos, las circunstancias tampoco y por tanto, las personas se tienen que adaptar a ellos.

Por otro lado, los clientes y su forma de consumir está cambiando.

Aparecen novedades que seducen a sus clientes de una forma u otra.

Y eso afecta a lo que anteriormente estaba funcionando.

Un ejemplo de ello

Hace cuatro años empezaron a aparecer en Madrid pequeños coches eléctricos de alquiler de una sola empresa a través de aplicaciones para móviles a precios reducidos.

Están disponibles en muchos zonas del circulo interior de la M30. Una zona relativamente extensa.

Te hablo de lo que conozco de primera mano, pero en otras ciudades ha ocurrido algo similar.

En estos cuatro años han crecido rápidamente y ahora hay más de cuatro plataformas operando.

Solo en cuatro años.

Esta forma de desplazarse, de alguna forma, habrá restado el número de usuarios de los transportes públicos disponibles, metro, taxis, etc.

Y de alguna forma habrán cambiado sus resultados.

Nuevos servicios con opciones innovadoras que incluyen ventajas que a todos nos gustan, como es la de no contaminar y menos ruido, muy en linea con los valores que han incorporado las nuevas generaciones.

Nuevas propuestas que han venido para quedarse sin duda alguna.

No hay más que ver el rápido crecimiento para una inversión que seguro no es pequeña, ya que se empezó con 200 vehículos.

Las nuevas generaciones ponen su atención en valores que antes estaban en un segundo plano.

Y esto modifica radicalmente su comportamiento sobre todo a la hora de consumir.

Las nuevas tecnologías hacen que todos estas novedades crezcan con mayor rapidez

Se ha creado una nueva situación

Todos estos cambios, en realidad, lo que han generado es una nueva situación.

Y esta situación afecta a todos los sectores de muy diferentes formas.

Ahora mismo hay negocios de hostelería que están funcionando francamente bien con excelentes resultados.

Pero también hay negocios que han funcionado bien hasta ahora y sin embargo, en estos momentos están observando cómo sus resultados caen poco a poco.

Siguen manteniendo a su público fiel, pero cada vez las cifras bajan un poco.

Te digo ya, que si no ponen manos a la obra, en un tiempo empezara su cuenta de resultados a mostrar números rojos.

¿Cómo puedo mejorar mi negocio?

¿Cuál es la diferencia entre unos y otros?

¿Por qué unos han conseguido hacer crecer sus negocios, mientras otros ven como cada vez su actividad es menor?

Si se estudia cada uno de los casos, seguro que aparecen diferentes razones, pero hay un factor común entre unos y otros.

Y ese factor es la mentalidad de su gestor.

La capacidad mayor o menor de adaptarse a los nuevos tiempos y a su vez, su capacidad para hacer que sus negocios se adapten a ellos.

Esta capacidad depende de la actitud y mentalidad del gestor.

De su capacidad y flexibilidad para adaptarse a los nuevos clientes o a sus nuevas exigencias.

Pero sobre todo, empezando por entender, que deben cambiar su forma de pensar y sus creencias con respecto al negocio.

Empezar por asumir que es necesario realizar cambios y que deben empezar por ellos mismos.

Este ya de por sí, es un gran paso para poder trasladar esta nueva actitud a sus propios negocios.

Cada vez que tengo un cliente nuevo y empiezo a estudiar cuales pueden ser sus problemas que les están impidiendo crecer, tras trabajar en su solución, al final siempre termino en el mismo punto. La mentalidad del gestor.

Quien admite que debe cambiar y aceptar otros puntos de vista tiene muchísimas posibilidades de cambiar sus resultados.

Pero quien no admite que debe adaptarse, por la razón que sea, tiene más dificultades para conseguir de su negocio lo que espera.

Y afecta a todos los sectores

La mayoría de las empresas están comprobando cómo sus previsiones no pueden ser para un periodo de más de tres meses frente al año que anteriormente utilizaban.

Son conscientes de que en tres meses a habido cambios que les obliga a replantearse sus acciones.

Y han comprendido que esta flexibilidad a corto plazo es vital para poder sobrevivir.

En nuestro sector tenemos la ventaja de que las empresas son más pequeñas y por tanto más fáciles de hacerlas cambiar, que si fueran grandes organizaciones.

Pero como te indicaba anteriormente, para aplicar cambios en un negocio hay que empezar por cambiar la mentalidad del propio gestor.

¿Estás dispuesto a modificar tus creencias?

¿Cómo puedo mejorar mi negocio?

Tal vez te interese leer:

Lo que antes venía funcionando, ahora ya no funciona

Mentalidad ganadora, clave para el éxito de tu restaurante

¿Cómo puedo mejorar mi negocio?


Me gustaría conocer tu opinión acerca de este tema.

¿Crees que es posible que tu mentalidad y forma de ver los diferentes temas del negocio le estén afectando?

Deja tus comentarios acerca de este tema, la opinión de otros siempre enriquece a la comunidad.

 

image_pdfDescarga el artículo en formato PDFimage_printImprimir
Sin comentarios

Publicar un comentario