gestión del tiempo

Gestión del tiempo en hostelería, mejora tu calidad de vida


Gestión del tiempo en un restaurante, cómo conseguir ser más productivo

Gestión de tiempo en hostelería

Es una frase que oigo constantemente cada vez que propongo a un cliente realizar una tarea positiva y rentable para el negocio. “No tengo tiempo”

Es una realidad que en hostelería se emplea mucho tiempo para realizar el trabajo de cada día. Es un sector que absorbe mucho y en el que se corre el riesgo de quemarse más fácilmente que en otros sectores.

Suele ocurrir que empleas tanto esfuerzo y tiempo en el trabajo que luego dedicas tu tiempo libre a recuperarte y descansar, en lugar de hacer lo que realmente te gusta y apasiona.

Recuerdo largas jornadas con la terraza en funcionamiento en las que terminábamos realmente agotados y dedicabas tu tiempo de descanso a recuperarte de la paliza.

¿Tan difícil es lograr un equilibrio entre el tiempo que empleas en tu negocio y el tuyo personal? ¿Es realmente imposible conseguirlo?

Debemos empezar por cambiar nuestra forma de pensar

Lo que se necesita para lograr un equilibrio entre la vida profesional y la vida personal, un equilibrio entre el tiempo dedicado al trabajo y el que puedes dedicar a tu vida personal, es un cambio de mentalidad, un poco de planificación y establecer mejores hábitos en el trabajo.

Siempre se tienen muchas tareas que hacer en el negocio, pero no todas se tienen que hacer hoy.

Y por otro lado nos gusta sentirnos muy ocupados.

Merece la pena detenerse un momento y realizar un plan de trabajo con aquellas tareas que son imprescindibles para el negocio. Un plan personal diario, semanal y mensual, e incluso si es posible, anual.

Planificar mediante pequeños bloques de tareas el tiempo dedicado a una acción en concreto.

El estar siempre ocupado no quiere decir que se sea eficaz.

Tenemos mucha tendencia a ocupar todo el día con tareas que no son realmente productivas para el negocio pero que te mantienen ocupado con la sensación de que estás ayudando al funcionamiento del mismo.

Tendemos a pensar que las personas que están muy ocupadas son las que tienen éxito y esto no es verdad.

Es mucho mejor pensar en qué tareas puedo lograr en un día y que sean realmente productivas.

Gestión de tiempo en hostelería

El personal, un elemento clave en la gestión del tiempo

Por otro lado, hay que confiar en el personal y aprender a delegar.

Uno de los problemas es que no acabamos de confiar en el personal.

Y sin embargo, confiar en los empleados es imprescindible para poder crecer y tener éxito en el negocio.

Es muy probable que ya lo hayas intentado, seguro, y que te haya salido mal, seguro también, yo he pasado por esa experiencia al igual que tú.

Pero no dejes que esta mala experiencia te limite e impida delegar responsabilidades en otros. Un error que yo tenía tendencia a cometer.

Al no confiar en el personal te estás encasillando tú, pero también a ellos, impidiéndoles crecer y tener estímulos que les animen a mejorar. Y al final tu te cargas de más tareas que podrían realizar otros de igual forma.

Sé que estarás pensando que con los trabajadores actuales en el sector, la mayoría con un planteamiento de estar de paso, esto es prácticamente imposible. Y es cierto. Es una realidad.

Pero también sé que hay que intentarlo y que este es uno de los caminos para conseguir transformar el sector.

Los posibles errores que puedan cometer son una forma de aprender por parte de ambos y el camino del crecimiento de la empresa pasa irremediablemente por esto.

Recuerda que lo que sabemos tú y yo también lo hemos aprendido con nuestros errores, luego ellos también tienen que pasar por ese proceso.

Me dirás que la diferencia está en que las consecuencias de tus errores las sufres tú y que las consecuencias de los errores de tu personal, también las sufres tú y eso es una gran verdad.

Pero las consecuencias de la falta de crecimiento y de cargar con todo el peso de las responsabilidades también las vas a sufrir tú solo. Por lo que merece la pena intentarlo.

Gestión de tiempo en hostelería

Somos bastante más que el trabajo

Para optimizar el tiempo hay que centrarse en lo que realmente importa y estar dispuesto de verdad a dejar de pensar que el trabajo es el fin y centro de todo.

Tu vida puede ser mucho más completa y multidimensional que si solo te dedicas al trabajo.

Incorpora a tu vida y de forma constante otras actividades que te van a completar como persona.

No solo te va a ofrecer la posibilidad de desconectar del trabajo, que es muy interesante, sino que además es todo un ejercicio de higiene mental que refresca las ideas y te brinda la oportunidad de encontrar más soluciones a un determinado problema.

Desde luego te amplia el punto de vista y te hace ser capaz de ver otras ideas que al estar encerrado en tu negocio, no se generan. Esto también lo sé por experiencia.

El tiempo que tienes disponible cada día es siempre el mismo, son 1.440 minutos y no hay más, por lo que hay que aprender a administrarlos.

Tienes dos opciones o aprendes a dominar el tiempo o el tiempo te domina a ti.

Necesitas, por lo tanto, una estrategia de gestión del tiempo.

Gestión de tiempo en hostelería

Hay que aprender a priorizar

Hay que aprender la gran diferencia entre estar ocupado y ser realmente efectivo.

La mayoría tenemos tendencia a estar muy ocupados, nos hace sentir mejor y no perdemos el tiempo, algo que nos suele parecer imperdonable. Pero no entramos realmente a pensar en que forma lo estamos empleando.

Está demostrado que las personas que no tienen suficiente tiempo para hacer lo que necesitan o para realizar otras tareas que le serían de gran interés, es debido a que no tienen sus prioridades en orden.

Todo el mundo tiene los mismos 1.440 minutos y sin embargo hay grandes referentes de personas que consiguen grandes resultados con ese mismo tiempo.

¿Cuál es la diferencia?

Que dan prioridad a sus tareas, a aquellas que les resultan más importantes para ellos y para su empresa, con lo que consiguen mejores resultados.

Distinguen claramente entre lo importante, lo necesario para conseguir el objetivo y lo urgente, que puede que sea urgente para otros pero no para ti o tu negocio.

Tener una gran lista de tareas que realizar no es más que una lista de intenciones pero nunca deben suponer una estrategia de la gestión del tiempo.

Una lista de tareas está bien si se ha elaborado de forma eficaz y productiva, si no, no tiene sentido. Clasificar y poner orden en las tareas a realizar puede suponer una gran ayuda.

Lograr el equilibrio entre vida laboral y vida personal en hostelería necesita un cambio de mentalidad, mejores hábitos, planificación y foco Clic para tuitear

Elegir bien las tareas que puedes hacer

Si se quiere ser productivo se recomienda que cuando se haga una lista de tareas para un día se seleccionen solo tres que realmente sean necesarias y que necesitan atención. Solamente tres.

Y es que tenemos una gran tendencia a sobreestimar cuanto podemos hacer en un día y a subestimar cuanto tiempo vamos a emplear para realizar esas tareas.

Tres es el número adecuado para conseguir una productividad real, es un número posible, real y manejable. Se sabe además que el tres es un número perfecto para otros muchos temas, como por ejemplo en la escritura. De hecho es el número de la interacción humana.

Realizar y terminar esas tres tareas al cabo del día suponen ya un gran avance en productividad.

Se dice que cuando se piensa en algo es un sueño, cuando se habla de ello, es una posibilidad y cuando se pone en el calendario, es un compromiso. Aunque luego surja la necesidad de modificarlo por la razón que sea.

Si realmente se quiere dominar el tiempo hay que centrarse en las tres tareas elegidas que se marcan en el calendario.

Y ese debe ser el objetivo del día con el que se alcanza una mayor productividad. De ahí la importancia de planificar en el calendario la tareas a realizar.

Un plan por escrito automotiva a su realización.

Yo utilizo una sencilla herramienta de planificación, Trello, es gratuita y muy intuitiva, aunque hay otras muchas muy válidas.

Desde que la utilizo para planificar mis tareas consigo mejores resultados y una mayor productividad.

Gestión de tiempo en hostelería

Desarrollar la capacidad de centrarse

Otro factor muy importante es poner el foco en la tarea programada, centrarse completamente en la tarea en cuestión.

Se deben eliminar todos aquellos factores que te distraen e impiden concentrarse. Y si te lo propones, lo consigues durante un tiempo, el necesario para realizar la tarea planificada.

Considera la posibilidad de apartar el móvil con su correspondiente WhatsApp, el correo electrónico, las redes sociales, etc o cualquier otro elemento que te distraiga de lo que estás haciendo.

Distribuye tus tareas en bloques durante los cuales se concentra el foco al máximo y relájate entre ellos. Desgranar los objetivos en pequeñas tareas nos resultará más fácil darles seguimiento.

Se dice que el tiempo es dinero, pero la realidad es que el secreto en la gestión del tiempo está en el foco, en poner toda la atención durante periodos cortos de tiempo.

En mi caso, centro mi foco en cada una de ellas con lo que reduzco su tiempo de elaboración, no postergo tareas para el día siguiente por haber empleado el tiempo en otras tareas no planificadas y al final de la semana mis resultados son mejores.

Elegir el momento adecuado para realizar las tareas

Pero también es importante la planificación, escoger el momento que a ti te resulte el más adecuado, para planificar detenidamente las tres tareas que vas a realizar en los próximos días y programarlas en el calendario, con lo que estarás estableciendo el compromiso.

Como la actividad de un establecimiento de hostelería es impredecible, es importante organizar cuando se van a realizar dichas tareas, saber escoger cuando es el momento ideal para el negocio y para ti que te permita poder realizarlas con la atención adecuada.

Cada uno, según el funcionamiento del negocio deberá escoger el más apropiado, tal vez, antes de empezar la actividad con los clientes, de tal forma que cuando estos lleguen ya se tenga realizada la tarea.

Desde luego el gran poder está en el enfoque. Tu enfoque y tu energía es algo que puedes controlar.

Cuando se tiene foco, la energía fluye y este es el camino para conseguir aumentar la productividad mejor de lo que ahora mismo estás pensando.

 

Espero haberte ayudado con este artículo sobre gestión del tiempo.

¿Te lo vas a plantear?

Gestión de tiempo en hostelería


Gestión de tiempo en hostelería

Puedes encontrar más información en estos artículos:

How To Achieve Work-Life Balance While Working in a Restaurant

6 Time Management Strategies for Restaurateurs That Actually Work

Y puede que te interese:

Errores de gestión que impiden que obtengas los resultados deseados

Las imágenes son cedidas por Pixabay

Gestión de tiempo en hostelería


Como siempre me gustaría conocer tu opinión acerca de este tema.

Normalmente, cuando afrontamos la posibilidad de la gestión del tiempo, lo contemplamos como algo irreal, que no es posible llevar a la práctica en hostelería, ya que luego las circunstancias mandan y obligan.

Pero me gustaría que meditaras sobre ello y reflexionara si esto es así.

De verdad ¿Es realmente imposible de conseguir lograr un equilibrio en el tiempo laboral y personal?

¿Sabes cuanto mejoraría tu calidad de vida con una gestión adecuada del tiempo?

¿Adivinas cuanta energía proporciona tener una mejor calidad de vida?

¿No es también un proyecto importante a realizar al igual que tu negocio?

Puedes dejar tus comentarios, justo aquí debajo.

image_pdfDescarga el artículo en formato PDFimage_printImprimir
Etiquetas:
Sin comentarios

Publicar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar