Conseguir mejor personal

9 Consejos para conseguir mejor personal en tu negocio de hostelería


Cómo conseguir mejor personal para tu negocio

Conseguir mejor personal

Normalmente cuando entro en contacto con un cliente nuevo, siempre están presente dos temas que no fallan.

Uno es la falta de ventas, no vende lo que quiere o necesita.

Y otro es el personal, un tema conflictivo que amarga a muchos empresarios.

Hoy quiero profundizar en el tema del personal.

Del que ya he hablado en otras ocasiones pero considero necesario volver sobre ello.

La queja más habitual es que no se encuentra personal con interés.

O con formación suficiente para que realicen un trabajo mínimamente viable y que solucione las necesidades del negocio.

No son formales, faltan al trabajo, etc

Hay mucha rotación, ya que en cuanto pueden se marchan y demás inconvenientes.

Y eso obliga a tener que trabajar con personal poco formado, ya que no da tiempo a prepararlos antes de que se vayan.

Por otro lado, se piensa que no merece la pena invertir tiempo o recursos en formarlos porque se van enseguida.

Lo que constituye un auténtico problema para el funcionamiento del local.

Y sobre todo para la obtención de los resultados deseados.

La realidad es que el personal disponible puede ser lo que tu quieras pero el gran perjudicado es tu negocio y por lo tanto tú.

Yo he estado muchos, pero muchos años, esperando a que llegara el candidato ideal que se implicara en su trabajo y te puedo asegurar que nunca llegó.

Déjame que te proporcione una serie de consejos para conseguir un mejor personal más estable en tu negocio.

Capaz de formar equipo, otro tema que hay que tratar aparte pero que también es de vital importancia.

1 – Invertir en personal es una excelente inversión

Una de las primeras premisas es que si pagas sueldos que son una birria obtienes camareros que son una birria.

Indudablemente no hay que perder de vista nunca la rentabilidad del negocio, ya que eso es lo primero.

De ello depende su supervivencia.

Pero también es cierto que los recursos se pueden distribuir de muchas formas.

Pagar un sueldo adecuado y satisfactorio para el trabajador, aunque suponga un esfuerzo, es una inversión que suele ser rentable.

Muy rentable, aunque ahora no lo veas así.

No es garantía de tener éxito con la persona, desde luego, pero sí es algo que ayuda y mucho.

Veamos algunas cifras:

Un camarero que sonríe y cae bien a sus clientes, se estima que sube el ticket medio en un 26%.

Un camarero vendedor aumenta las ventas de forma inmediata y se nota en la caja en seguida.

Un camarero profesional se organiza mejor y olvida facturar menos productos servidos.

Ayuda a reducir las pérdidas sacando productos que urgen vender.

La atención al cliente que realice un camarero interesado y preocupado por ello, consigue una mayor satisfacción del cliente.

Lo que probablemente genere un comentario positivo o una recomendación, que atrae a nuevos clientes.

A la vez que consigue una mayor fidelización, lo que se traduce en que vuelva a consumir en más ocasiones.

2 – Estimular al personal económicamente da resultados

He oido argumentos en contra de este tema.

Muchos gestores o empresarios consideran que no hay que pagar para estimular aparte al personal para que haga su trabajo.

Pero la realidad y la practica habitual en el mundo de la empresa en cualquier otro sector es la aplicación de incentivos.

Somos humanos y los incentivos hacen que aumente tu interés por tu trabajo.

Mira en cualquier sector y a cualquier nivel y la práctica de utilizar incentivos está generalizada.

Y a mayor nivel más aún.

Mi recomendación es que busques la forma de estimular económicamente a tu personal.

Porque sinceramente funciona.

Hay quien es reacio a ello porque puede provocar que se fuerce la venta y eso genere perjuicio al cliente.

Lo respeto, pero esto depende de las personas que realizan el trabajo y en cualquier caso hay muchas formas de aplicar los incentivos.

Busca la que mejor se ajuste a tu funcionamiento y forma de entender el negocio, pero aplícalo.

Conseguir mejor personal

3 – Formar a tu personal

Prepáralo.

En estos momentos conseguir personal formado y profesional está solo al alcance de las grandes ligas.

Con la reputación que tiene el sector de ser muy sacrificado y ser de los peores trabajos, es difícil de conseguir.

Esta es una batalla que tenemos que superar, pero que aún nos queda y mucho.

Así que no te queda más remedio que estimular y formar al personal.

Prepararlo todo lo mejor que puedas.

Te aseguro que es mejor formar personal aunque luego se vaya, que tener que trabajar con personal que no lo esté.

Los resultados son completamente diferentes y tú necesitas esos resultados.

Ofréceles la oportunidad de que profesionalmente sean mejores, es algo que además consigue fidelizar al personal.

Mentalízate de que tienes que asumir esa tarea por el bien de tu negocio.

4 – Concilia el trabajo con su vida personal

La mayoría de los candidatos son gente joven.

Y aunque no lo sean, no por ello dejan de tener sus necesidades personales.

Ahora las nuevas generaciones valoran mucho más su vida personal.

Hasta el punto de que no están dispuestos a renunciar a ella.

Quieren poder viajar, disponer de algún fin de semana para salir con los amigos o hacer alguna escapada.

Siempre hemos enfocado esto como algo irreconciliable con el sector de la hostelería dadas sus características.

Sin embargo, tenemos que empezar por cambiar esta premisa.

Si quieres tener una plantilla algo estable y eficaz, eso pasa por permitir que exista una conciliación con su vida personal.

Y que tengan la posibilidad de poder compartir su vida con familia, parejas, amigos, etc.

Lo que sea de su interés.

Recuerda que el primer interesado eres tú.

Este tema es algo que los gestores tienen que empezar a asumir.

Y la prueba de ello es que en estos momentos la conciliación laboral y personal es el factor más valorado por los trabajadores.

Puedes leer este artículo que te habla de ello y de su tendencia.

Un factor que está por encima incluso de las prestaciones económicas que pueda recibir.

Plantéate cambiar la forma de abordar este problema ya que con una organización adecuada es posible solucionarlo.

Y recuerda que el sentido de la empatía ayuda mucho a conseguir mejores resultados de tu personal.

Conseguir mejor personal

5 – Hazles sentirse bien como profesionales y como personas

Somos humanos y eso implica que de alguna forma están presentes nuestras emociones.

Es cierto que necesitamos un mínimo de inteligencia para gestionarlas adecuadamente.

De tal forma que no afecte al trabajo.

Pero hemos de reconocer que si se realiza una labor, aunque sea tu obligación y reconocen ese trabajo y esfuerzo, eso hace sentir bien a cualquiera.

Úsalo como forma de conseguir estimular a la persona en tu favor.

Y no está demás conseguir que la relación entre la empresa y el trabajador sea una relación cordial y agradable.

Aunque surjan dificultades o roces que puedan hacerlo más difícil.

Otro de los motivos por los que se cambia de trabajo principalmente es la relación con el responsable o los compañeros, antes que el salario que percibe.

6 – Define claramente sus responsabilidades

Uno de los motivos de queja de muchos de los trabajadores y también en el sector de la hostelería, es no tener claras cuales son sus responsabilidades.

O qué es lo que se espera de ellos.

Es importante definir y por escrito cuales son las tareas y las obligaciones que les competen.

De esta forma podrán saber a qué atenerse y en qué deben poner su atención y su responsabilidad.

Que todo el mundo tenga muy clara cuál es su función, es un tema que ayuda mucho a evitar conflictos y a formar un equipo entre tus trabajadores.

Conseguir mejor personal

7 – Sé lo más transparente posible con tu personal

Los acuerdos privados con determinados miembros del personal y la falta de transparencia en las condiciones de cada uno es un tema que al final lleva a dejación de funciones.

Genera susceptibilidades y rencillas por la creencia de favoritismos aunque no sean reales.

Y sobre todo no contribuye a la formación de un equipo consolidado que se apoye entre si para sacar adelante el trabajo.

Más aún cuando sea necesario por afluencia de público o por cualquier otro tema que pueda requerir ponerse las pilas.

Lo que va en detrimento de tu negocio, como todo al final.

Procura ser lo más transparente posible en la relación con tu personal.

8 – Aprende a delegar

Esto es algo vital para poder crecer.

Es algo que muchos consideran que con el personal disponible ahora mismo no es posible realizar.

Pero tal vez, el problema es que no lo hayas hecho de la forma correcta, en el caso de haberlo intentado.

Delegar supone que debes asumir posibles errores y que requiere un tiempo y un entrenamiento.

También supone que entiendas que se pueden hacer las cosas de formas diferentes a la tuya.

Pero algo importante a tener en cuenta es que también es una forma de estimular a tu personal.

Saber que existe la posibilidad de crecer dentro de la empresa asumiendo nuevas responsabilidades motiva a cualquier trabajador interesado.

Usa esta posibilidad que a ti te interesa al máximo, como forma de estimular y fidelizar a tus mejores trabajadores.

Conseguir mejor personal

9 – Cambia el chip con respecto a este tema

Hasta ahora, los gestores de negocios venían afrontando este problema desde un punto de vista que no se adapta a la realidad.

Y hemos de reconocer que con pésimos resultados.

Hace más de 25 años que abrí mi primer negocio y el problema es prácticamente el mismo.

No hemos evolucionado nada en este sentido.

¿Cómo es posible que esto sea así cuando los primeros perjudicados son los negocios?

Y reconozcámoslo, los necesitamos, resultan imprescindibles tanto para el funcionamiento, como para la venta o la continuidad del negocio.

Se parte de la base de cómo debería ser, en lugar de partir de cómo se puede conseguir.

No entender esto es complicarse la vida entorno a un negocio cuyo objetivo es conseguir que genere satisfacciones y no problemas constantes de los que ocuparse.

Tengo un cliente que renunciaba a expandirse con una formula de éxito por la dificultad de formar equipo.

¿No es una lástima?

Ahora las generaciones son otras y tenemos que asumir cómo son y lo que valoran.

Ser capaces de adaptarnos a sus necesidades y de seducirles para que quieran trabajar en hostelería de buen grado.

Porque el primer beneficiado, al final lo serás tú.

¿Estas dispuesto a asumir este cambio?

Conseguir mejor personal


Tal vez te interese leer:

Conciliación de la vida labora y personal.

Funciones del personal ¿Saben tus trabajadores lo que tienen que hacer?

Tu equipo, un elemento importante en tu marca.

Conseguir mejor personal

 

image_pdfDescarga el artículo en formato PDFimage_printImprimir
Sin comentarios

Publicar un comentario