Mandos intermedios, delegar y por qué los necesitas

Mandos Intermedios

Si quieres crecer en tu negocio necesitas delegar

Uno de los problemas que más afecta a los empresarios de hostelería es la cantidad de horas que tienen que dedicarle a estar en el negocio.

 

Muchas horas y siempre pendiente…

 

Y eso hace que apenas tengan tiempo para otras tareas.

 

Para casi nada más…

 

Tareas que son vitales para el negocio y precisamente en las que se encuentra la mayor rentabilidad.

 

Se van dejando para cuando se tenga más tiempo, pero que resulta que eso no ocurre nunca.

 

Por otro lado, todo ese tiempo en el que resulta imprescindible estar en el negocio, es precisamente lo que genera el mayor cansancio.

 

Es lo que hace que te quemes y pierdas la motivación.

 

Lo que genera más estrés.

 

Lo que hace que sacrifiques tu vida personal para dedicárselo al negocio.

 

Lo que te hace perder visión de lo que se puede hacer para poder crecer, ya que estás centrado en el día a día.

 

No te deja tiempo para optimizar el negocio y hacerlo más eficaz, más productivo.

 

Y puedo seguir así con un montón más de inconvenientes que en realidad lo que hacen es que frenan el crecimiento y la rentabilidad del negocio.

 

Y todo esto no se ve y no se es consciente, porque estás sumido en esa actividad necesaria que te absorbe…

 

Los negocios que quieran crecer, no les queda más remedio que formar su equipo y entre ellos una figura imprescindible, que es la del responsable o encargado del negocio cuando tú no estás.

 

Lo que se denomina un mando intermedio.

 

Para que tú puedas encargarte de la empresa, es necesario que tengas un responsable que se haga cargo del funcionamiento del local.

 

De esas tareas del día a día de las que hemos hablado, que son necesarias y no se pueden dejar de hacer.

 

Esta figura es además imprescindible para que tú puedas tener un mínimo de calidad de vida y de tiempo.

 

Lo necesario para que puedas pensar, promocionar, diferenciar, mejorar, innovar y optimizar tu negocio, etc.

 

Porque como te comenté anteriormente, es ahí donde precisamente se encuentra la rentabilidad del negocio que estás buscando.

 

Para conseguir tener ese mando intermedio eficaz y de confianza, hay que saber delegar.

 

Muchos piensan que saben hacerlo, pero luego no es cierto.

 

A la hora de delegar responsabilidades, surgen los problemas por no tener claro cuales son los requisitos que tienes que asumir para delegar con éxito.

 

 

Ahora mismo estoy leyendo tu mente…

 

Y estás pensando que qué más te gustaría a ti que poder contratar a un encargado.

 

Pero que en estos momentos y dada la situación, eso no es posible.

 

Por presupuesto o por no poder encontrar a la persona adecuada.

 

 

Y puede que tengas razón, pero esto es como…

 

¿Qué es primero?

 

¿El huevo o la gallina?

 

¿No es posible invertir en tener un encargado, con el que poder tener tiempo para hacer crecer el negocio para a su vez te genere más recursos con el que pagarlo?

 

Piensa en esto…

 

Y reconoce que si en lugar de invertir en un encargado, y fíjate que he dicho invertir, te propusiera invertir en una máquina o cámara nueva para el local, o en cualquier otra mejora, lo verías de distinta forma.

 

Si quieres que hablemos de cómo puedes crear la figura de encargado de tu local y cómo hacerlo con éxito, ponte en contacto conmigo a través de info@jorgecruzmartin.com

 

Ya lo hemos hecho en más de una ocasión y los resultados…uff!!! son muy diferentes.

 

Este es el comentario no solicitado de Fran Betanzo, un cliente después de haber trabajado con él y con su mando intermedio:

 

«Ahora trabajo en el local, los lunes y los martes y el resto de la semana la dedico a mejorar la empresa, contabilidad, horarios, planificación del personal, ya somos diez en el equipo y la verdad es que no puedo quejarme, el negocio va creciendo y ahora mismo estoy actualizando la carta digital, que vamos a cambiar la carta entera, fotos… Alberto, mi encargado sigue y está saliendo muchísimo trabajo, los fines de semana están siendo a tope…»

 

Si te interesa saber más, te puedo facilitar el número de Fran para que te cuente su experiencia.

 

¿Sigues pensando que no es posible?

 

*Imagen cedida por Pixabay.

 

Dame un toque...