¿Gestionamos adecuadamente la emoción?

marketing gastronomico

¿Gestionamos adecuadamente la emoción?


Engagement. La conexión emocional con el cliente

 

Sin duda, la incorporación de emoción en nuestras comunicaciones es una herramienta eficaz de conexión con el lector o cliente.

 



 

Un ejemplo de ello es el anuncio de lotería de Navidad que utiliza la emoción como base de su mensaje todas las temporadas consiguiendo una eficacia indudable.

Pero creo que el uso de la emoción es algo arriesgado, y que la línea roja que no se debe pasar no está definida.

Cruzarla es algo que puede ocurrir con tremenda facilidad. Nos acostumbramos a usarla y podemos llegar hasta ser impúdicos.

 

Un concepto muy subjetivo

 

Claro que, estoy hablando de emoción, algo tan subjetivo en lo que no nos pondremos de acuerdo hasta dónde llegar o no, en la vida.

Pasarse con ella en tu mensaje puede producir el efecto contrario al deseado, y el uso de la misma en gran medida te engancha con la misma facilidad con que te satura, bloquea y te hace insensible.

Hace unos días, recibí un mail de una profesional que consideró muy capaz y eficaz, en la que no dudaba en usar el componente emocional en su comunicado.

Y para ello contaba hechos de su vida personal que le habían ocurrido, en mi opinión bastante íntimos, como forma de atraer tu atención y llevarte al punto que realmente le interesaba.

Utiliza el poder de las historias para captar tu interés.

Desde luego que mi atención la captó, pero lo que más me llamó la atención fue la falta de pudor que tuvo para contar cosas íntimas o que a mí me lo parecen, con el fin de conseguir su objetivo.

¿Que opiniones se tienen acerca del uso de la emoción?

 

Lo comenté con personas de mi entorno y recibí diferentes opiniones.

Como que hoy en día todo el mundo cuenta todo, incluido lo más personal. Unos lo hacen en persona y otros a través de las redes. Puede ser.

Otros coincidieron conmigo en que la raya roja estaba sobrepasada en gran medida, y que además no se consigue lo que se pretende.

Pero ¿realmente funciona este sistema?

No dudo en que incorporar la emoción realmente funciona. No estoy en contra de su utilización.

Engagement

 

Nos recomiendan el uso de la emoción para conectar con el lector

 

Constantemente recibimos recomendaciones acerca de como deben ser los contenidos de calidad, que nuestras publicaciones deben ser con contenido de interés y útiles. A ser posible con emoción como medio de conexión, que cautiven.

Ahora que hemos “descubierto” la gran panacea,  empezamos a incorporar este elemento en todas nuestras campañas.

Y perdonarme, pero creo que con esto se puede saturar a la audiencia a la velocidad del rayo y que lo que se puede conseguir es un bloqueo hacia el mensaje.

 

Una delgada línea muy fácil de cruzar

 

Una prueba de ello son las noticias de cada día. Nos enfrentamos o nos llegan a diario historias, hechos, con una carga de emoción tremenda.

En muchos casos nos llegan profundamente y nos tocan en lo mas hondo. Pero de la misma forma en que penetran en nosotros nos van cauterizando, nos van bloqueando.

Al final, todos los días, en las noticias nos llegan historias escalofriantes, pero son tal cantidad, tan atroces, y con tanta frecuencia que llega un momento en que las oyes pero ya no te “tocan”, ya no te producen el mismo efecto que cuando las has oído por primera vez.

Creo que las personas tenemos un grado de tolerancia determinado a la emoción, cada uno el nuestro y que llegados a ese punto empezamos a desarrollar insensibilización como medio de protección.

No hay nadie que soporte que le estén emocionando constantemente.

 

La saturación emocional es muy negativa

 

En marketing creo que ocurre lo mismo, en menor medida, pero lo mismo. Si nos están tocando la fibra sensible una y otro vez terminaremos bloqueándonos y cada vez seremos mas impermeables a las emociones que vengan de la publicidad. Por lo que debemos tener mucho cuidado.

Si traspasas la raya roja, tan increíblemente subjetiva, creo que se pierde credibilidad al instante, se trasmite sensación de manipulación. Recuperar esto es muy difícil.

¿Cual es tu grado de tolerancia a la emoción?

 

Las imágenes son diseño de Freepik

 


[mc4wp_form id=”17089″]


 

Me encantaría saber que opinas acerca del uso de las emociones como forma de captar al cliente. Déjame tus comentarios, por favor, aquí debajo: ↓↓↓

 

Jorge de la Cruz
jorgecruzmartin@hotmail.com

Después de 22 años como empresario de hostelería decido dar el salto al mundo digital y acompañar a otras empresas en su incorporación a las nuevas tecnologías, con el fin de potenciar sus negocios y aumentar su rentabilidad. Consultor especializado en hostelería. Community Manager, Comercio Electrónico y Marketing Móvil por la Universidad Oberta de Catalunya. Redactor digital y Copywriter para web.

Sin comentarios

Publicar un comentario