Las máquinas nos quitan el trabajo

Las máquinas nos quitan el trabajo ¿También en hostelería?


Las máquinas nos quitan el trabajo

¿Estarán los restaurantes atendidos solo por máquinas?

Las máquinas nos quitan el trabajo

Constantemente nos llegan informes acerca de cómo los robots eliminan puestos de trabajo en cantidad de sectores.

Y noticias de nuevos restaurantes atendidos exclusivamente por robots.

Como por ejemplo, una noticia reciente en la que se cuenta que próximamente en Madrid se va a abrir un establecimiento con esas características.

Un restaurante atendido solo por robots.

Puedes leer la noticia aquí

No te cuentan de la misma forma que ya hay uno que ha fracasado y que se ha tenido que reconvertir.

También aparecen noticias de hoteles en los que la recepción está automatizada y atendida por robots.

Noticias que vienen a completar la sensación de que las máquinas irrumpen en la sociedad de forma muy negativa para las personas y sus trabajos.

¿Alarma social?

Si tenemos en cuenta que la tecnología avanza más en todos los sectores y que cada vez lo hace más rápido, es fácil de entender que pueda causar alarma en muchas personas.

Metiendo la intranquilidad en el cuerpo a más de uno.

Por otro lado, está claro que estamos en una época de cambios y que eso también genera incertidumbres.

Lo que no contribuye a la serenidad que digamos.

La hostelería no se queda al margen y también está afectada por ambos casos, por la irrupción de automatizaciones y por los cambios que están ocurriendo a su alrededor.

Pero la cuestión es:

¿Hasta qué punto las máquinas van a transformar el sector?

¿Hasta qué punto se van a perder empleos?

¿Esta tendencia de abrir restaurantes en los que solo hay robots será algo más que un espectáculo puntual?

¿Una propuesta que busca llamar la atención, en lugar de un nuevo planteamiento?

Nos llegan muchas informaciones acerca de la destrucción de empleo.

Y predicciones negativas de lo que va a ocurrir con los puestos de trabajo que eliminan las máquinas.

Las máquinas nos quitan el trabajo

Fíjate en este vídeo como hay personas supervisando el trabajo y cómo el servicio recae en el cliente que tiene que recoger su comida.

Mi opinión personal

En mi opinión, no creo que las personas desaparezcan del sector ni mucho menos.

Constantemente están apareciendo máquinas que cada vez resuelven de forma automática trabajos y tareas de cocina.

Y los mismo ocurre en la sala, cada vez hay presente más tecnología que facilita el trabajo del personal.

Hasta el punto de que se hacen casi imprescindibles.

Pero no debemos olvidar que la hostelería es un negocio de personas para personas.

y sin este elemento no puede funcionar.

No olvides nunca este principio.

Es que no tendría sentido.

Yo no he visto, a pesar de los muchos cambios que estamos viviendo, a personas que se citen delante de máquinas de vending de café, bebidas y comida para tener una reunión, celebrar algo o pasar el rato.

Puedes pensar que de momento esto no ocurre pero que con el tiempo llegará.

Sinceramente no lo creo.

¿Qué hacen las máquinas en este sector?

Precisamente, creo lo contrario.

Las máquinas serán herramientas que faciliten el trabajo, pero solo eso, herramientas.

Ojalá aparezcan más máquinas que faciliten las muchas tareas que hay que realizar en un local de hostelería para que pueda funcionar correctamente.

Pero lo que nunca se va a poder sustituir, es la creatividad y la imaginación en lo que respecta a la cocina.

El trato humano entre personas.

Sé que en estos momentos puedes estar pensando que en muchos casos sería mucho mejor eliminar ese trato.

Lo sé. Pero estoy hablando en general.

Gracias a muchas técnicas y herramientas, como está ocurriendo ya, se pueden realizar otras muchas creaciones sorprendentes.

Y proporciona muchos más medios a la creatividad de sus autores.

En la sala, ocurre lo mismo.

Cuantas más tareas se solucionen con máquinas, más personal podrá dedicarse a la atención al cliente.

Porque la atención al cliente será algo que las máquinas no podrán realizar de la misma forma.

Las máquinas nos quitan el trabajo

La atención al cliente

Será el elemento imprescindible de un local de hostelería. El elemento diferenciador entre negocios que ya están muy desarrollados y consolidados.

Como lo viene siendo hasta ahora, aunque no se valore como debiera.

Un ejemplo que lo demuestra es que muchas empresas sobre todo las de telefonía, intentaron en su día automatizar mediante máquinas la atención al cliente.

De tal forma que tú hablabas con una máquina que imitaba la voz de una persona o que era una grabación.

La cual te iba llevando a donde se supone que necesitas llegar para solucionar el problema o consulta.

¿Recuerdas cuándo esto empezó a expandirse?

Fue un fracaso total.

Ahora, un buen sistema de atención al cliente lo realizan personas preparadas para ello, si la empresa tiene un mínimo nivel de funcionamiento.

Las nuevas compañías llevan en su eslogan que te va a atender una persona y solo una sin pasarte a terceros.

Esto lo está haciendo la compañía O2 una filial de Movistar que pretende ser puntera e innovadora.

Lleva la atención al cliente de calidad como una de sus grandes ventajas.

¿Quién nos lo iba a decir con lo que maltratan al cliente hasta la desesperación?

¿Una nueva tendencia?

Precisamente en hostelería la atención al cliente cada vez tendrá más importancia.

Hay un artículo que habla incluso de que será tendencia en el año 2019.

Puedes leerlo aquí.

Sinceramente, no creo que sea una tendencia.

Para mí es la evolución natural en la transformación que está teniendo el sector.

Donde el cliente es cada vez más importante y se le coloca en el centro de todo.

Donde se busca que tenga una experiencia lo más positiva y grata posible para conseguir que vuelva.

¿No es de esto de lo que estamos constantemente hablando ahora?

Si esto es así,

¿Cómo vas a tener una atención al cliente impecable con máquinas que hagan posible las dos premisas anteriores?

¿Hacia a dónde evoluciona el personal?

Hacia un servicio mucho más completo y mejor

Las maquinas vendrán a facilitarnos el trabajo y el personal tendrá que evolucionar y prepararse para realizar nuevas funciones.

Te encontrarás que donde antes había un «hostess», la persona que te recibe al llegar, ahora estarán dos para poder prestarte un mejor servicio.

Y así poder dedicarte más tiempo.

Y esto ocurrirá no solo en los locales de alto precio.

Los camareros podrán emplear más tiempo en asesorarte, aconsejarte o comentar contigo temas de tendencias, producción, origen, propiedades del producto, etc.

Temas relativos a la gastronomía y alimentación. Qué es de lo que se trata.

Los camareros vendedores podrán asesorar a sus clientes cómo componer un menú adecuado a determinadas características de nutrición, por poner un ejemplo.

Podrán dedicar tiempo, de forma rentable para asesorarte en función de tus necesidades o limitaciones debidas a tu dieta o alergias.

Las máquinas nos quitan el trabajo

Fíjate bien en las muchas carencias que hay en este servicio

¿Cuál es realmente el problema?

El problema no estará en las máquinas y el trabajo que puedan hacer.

El problema estará en la mentalidad de los trabajadores, en su actitud hacia el cambio.

En su predisposición a formarse para poder realizar tareas muy superiores y de una mejor forma de la que lo venía haciendo hasta ahora.

Y en la mentalidad de los gestores que faciliten todo ese proceso, claro.

Sin ellos no habrá nada que hacer.

Que le den la importancia y valoren en toda su medida.

Para mí es ahí donde está el gran problema.

En la capacidad y actitud de las personas ante el cambio.

Ante la transformación necesaria de los puestos de trabajo en función de las máquinas que vayan apareciendo.

La tecnología, las máquinas, están presentes en nuestra historia desde hace muchos años.

¿Qué han aportado las máquinas a nuestras vidas?

Han propiciado cambios, muchos cambios, hasta en nuestra forma de vida.

Lo que ha propiciado que el hombre haya podido realizar otras muchas tareas y haya podido evolucionar hacia otros campos, otras experiencias.

En la cocina, las nuevas tecnologías, las máquinas, han permitido realizar innovaciones que antes no eran posibles presentar al cliente.

Si las máquinas llegaran a realiza todo el trabajo, alguien tendrá que decidir qué es lo que hacen, cómo lo hacen, cuándo es la mejor forma de hacerlo.

Habrá más personas dedicadas a ello y a investigar y experimentar con nuevas opciones, productos o propuestas.

Quienes realizaban el trabajo físico ahora pasaran a realizar el trabajo creativo.

Y ahí es donde está la evolución de la persona, la cual requiere una actitud adecuada para que esa evolución sea posible.

No me preocupa que las máquinas en hostelería le quiten el trabajo a las personas.

La hostelería sigue siendo más sacrificada de lo que debiera. Mucho más.

Cualquier ayuda en ese sentido será bienvenida.

Ojalá aparezcan más máquinas que realicen el trabajo pesado o desagradable.

¿Imaginas una cocina completa que se limpia y desinfecta sola pulsando un botón?

¿O lo mismo en unos aseos, cada vez que sea necesario?

El problema está en la mentalidad de cada uno

Lo que realmente me preocupa en el sector es que se tenga la mentalidad adecuada para adoptar lo cambios.

Poder evolucionar hacia funciones de mayor nivel.

Capaces de llevar al sector a una mayor calidad, sobre todo en la atención al cliente.

Que cada vez importará más y será el gran factor diferenciador para quien sea capaz de hacerlo bien.

Pero fíjate, otra vez estamos hablando de mentalidad, de la de los gestores y de la del personal.

Lo que necesitamos con urgencia es la máquina que transforme nuestra mentalidad.

De momento, tengamos una actitud positiva hacia todos estos cambios.

Claro que también habrá que comprobar hasta qué punto evolucionan los robots y son capaces de sustituir a una persona en el futuro.

Porque el cine te presenta unos robots impresionantes…..

Las máquinas nos quitan el trabajo


 

¿Cuál es tu opinión acerca de la pérdida de puestos de trabajo debido a las máquinas en el sector de la hostelería?

Déjanos un comentario acerca de este tema.

Las máquinas nos quitan el trabajo

image_pdfDescarga el artículo en formato PDFimage_printImprimir
Sin comentarios

Publicar un comentario